Este 2020 esta siendo una locura, ni el mejor guionista es capaz de idear un año tan caótico. Siguiendo en esta línea te ofrecemos 5 escapadas de otro mundo, lugares donde poder vivir encuentros en la tercera fase o ver ovnis. Un broche diferente para cerrar este 2020.

Existen numerosas opciones según gustos para estas escapadas de otro mundo, desde círculos en las cosechas, avistamientos de OVNIS o lugares marcianos. Mucha gente que prueba este tipo de experiencia diferente acaba enganchada a esas escapadas con tanta personalidad.

1- España, Río tinto.

Empecemos con una opción cercana que puede facilitarnos la opción de entrar en este mundo de experiencias de otro mundo.

Si Marte es el planeta rojo, entonces este sorprendente río rojo en el sur de España no estaría fuera de lugar allí. Aunque el extraño color rojizo del agua está provocado por el impacto de la minería en el terreno, y no por fenómenos marcianos, es un lugar de lo más extraño. No estarás a un millón de años luz del espacio exterior en la orilla del Río Tinto.

Este río ha ganado interés científico reciente debido a la presencia de bacterias extremófilas anaerobias que habitan en el agua.

Las rocas del subsuelo en el lecho del río contienen minerales de hierro y sulfuro a los que alimentan las bacterias. Las condiciones extremas en el río pueden ser análogas a otras ubicaciones en el sistema solar que se cree contienen agua líquida, como el Marte subterráneo.

 

 

2- Rusia, Sochi.

Esta ciudad rusa es conocida por más cosas que por los juegos olímpicos de Invierno, también es conocida por sus frecuentes encuentros y avistamientos OVNIS.

Los residentes en el “Triángulo M” de Rusia, una remota zona montañosa al este de Moscú, afirman haber visto extrañas luces parpadeantes por la noche, mientras que otros afirman haberse encontrado en personal con extraterrestres. Pero para garantizar una mayor posibilidad de hacer amigos de otra galaxia dirígete a Sochi. Los avistamientos son tan frecuentes que los cazadores de Ovnis piensan que podría ser una especie de foco o estación extraterrestre para los alienígenas que quieren aterrizar en nuestro pequeño planeta azul.

3- Nuevo México, Roswell

Si te gustan las historias de extraterrestres, ONIS y otros misterios similares, has visto que muchas de ellas se sitúan en Roswell, Nuevo México. No es solo una casualidad, Esta pequeña ciudad se ha ganado a pulso la reputación de ser una mina para los encuentros en la tercera fase, con avistamientos regulares desde 1947, cuando los restos de un platillo volante fueron supuestamente encontrados en un aeródromo militar cercano. Incluso celebran un festival de 4 días para conmemorar todo tipo de experiencias extraterrestres entre los que destaca un concurso de disfraces en el que se elige el mejor disfraz de alienígena.

Sin duda una buena idea ya que aunque no veas OVNIS ni nada parecido, disfrutarás de una escapada de otro planeta.

4- Chile, Desierto de Atacama

Esta extensión de más de 900 kilómetros de rocas rojizas y laderas de arena en el norte de Chile parece el tipo de paisaje que te encontrarías en Marte. Un millón de personas viven aquí, pese a que no se ha registrado lluvia en la región. Pero espera, que la cosa es todavía más extraña. La NASA ha elegido el Desierto de Atacama para albergar su Proyecto ALMA. Europa, Norte América y el Este de Asia están trabajando de forma conjunta en éste, el mayor proyecto astronómico del mundo con 59 antenas que rastrean los cielos en busca de signos de vida ahí fuera.

Da que pensar, si los expertos están en el Desierto de Atacama, por algo será.

5- Namibia, Salinas de Etosha

Pásate por Etosha en busca de un trocito de Saturno, pero sin tener que viajar por el espacio. El etéreo Parque Nacional de Etosha (que significa “gran lugar blanco”, por motivos más que evidentes) está hermanado con un enorme lago en la superficie de Titán, la luna de Saturno. Además de parecerse mucho el uno al otro si los miras por un telescopio, vamos se alimentas de aguas subterráneas que luego se evaporan y dejan un paisaje de salinas blancas de lo más surrealista.

Si además eres apasionado de la fotografía, puede obtener unas fotos espectaculares de este lugar tan inhóspito, en esta escapada de otro planeta.

 

Si te llaman la atención o te apasionan estas escapadas de otro mundo, es buena idea contar con un seguro de viaje por lo que te puedas encontrar o cualquier accidente que puedas tener en lugares tan inhóspitos.