Que la mente y el cuerpo son esenciales para encontrarse bien de forma anímica y emocional está claro. Lo que es importante saber es que están ligados los dos de forma muy fuerte. Podemos potenciar o desbloquear un estado de ánimo a través del ejercicios o deportes, llegando a incluso a superar crisis psicológicas serias.

Bajo esta idea el programa de bienestar corporativo Gympass y la aplicación de Psicólogos que ofrece terapia online ifeel han llevado a cabo el estudio «Deporte y Salud Mental» con el objetivo de paliar los efectos de los principales problemas psicológicos a través de una disciplina deportiva específica. Conscientes de los innumerables beneficios físicos y psicológicos derivados de la práctica del deporte han establecido cuales son las prácticas deportivas que mayor beneficio reportan a los trastornos mentales más habituales.

Eso sí, hay que recordar que son planteamientos generales, puede que de forma extraordinaria una persona no responda de forma anímica de la misma forma a un ejercicio o deporte concreto.

1- Ataques de pánico

Hay un porcentaje de la población que sufre de forma frecuente ataques irracionales de pánico. Estos repentinos episodios de miedo sin causa aparente o peligro real puede provocar reacciones físicas graves y daños emocionales serios. Por lo que es importante prevenir y estabilizar para minimizar sus potenciales efectos.

Por lo tanto si eres propenso a estos ataques de pánico se recomienda practicar pilates. Ayuda a conocer y controlar tu cuerpo además de aumentar la concentración. Herramientas importantes para tener los ataques de pánico bajo control.

 

 

2- Aprende a socializar

En este mundo de redes sociales aunque tengamos la sensación de comunicación con otras personas no es así. Cada vez es más común tener problemas a la hora de socializar.

Los problemas para interaccionar con otras personas tienen que ver con la falta de destrezas comunicativas y problemas de autoestima. En estos casos se prescribe la práctica deportiva en grupo, ya que contribuye a mejorar las relaciones sociales, como por ejemplo, fútbol, baloncesto o voleibol. En estos deportes es esencial contar con el otro y comunicarse con él a través de mensajes sencillos y claros que favorezcan vencer juntos. Además de conectar emocionalmente con los compañeros tanto en la victoria como en la derrota.

3- Descansa mejor

Si eres una persona con estrés o mucha carga social y por consecuencia padeces de insomnio o descansas de forma agitada. Los deportes de tipo aeróbico como pueda ser el running. Este ejercicio mejora la circulación sanguínea y la frecuencia cardíaca, relajando el cuerpo en reposo y facilitando un descanso más profundo y continuado.

4- Convive con tu soledad

En este caso la natación es el deporte que más se ajusta a este estado anímico. La natación es un deporte que normalmente se practica de manera individual, por lo que puede resultar útil a personas que toleran mal estar solas.

Al ser difícil practicarla escuchando música o viendo algo que no sea el carril por el que estás nadando, te aísla del exterior, ayudándote a focalizar la atención en ti mismo dentro de un espacio donde solo tú estás presente ya que es un medio que te dificulta conectar con los demás.

5- Espacio para el amor en pareja

Si estas perdiendo la magia con tu pareja existen numerosos deportes en pareja que pueden ayudarte en mejorar esa relación, eso sí, se aconsejan deportes o actividades que no tengáis que afrontar la victoria o derrota ya que si uno de los dos es muy competitivo puede ser perjudicial.

Para este caso la modalidad de bailes de salón es el mejor aliado. Fomentan el contacto físico, la coordinación de uno con otro. También resultan divertidos y favorecen que los participantes se centren en una acción compartida y en lugar de discutir.

6- Contra la depresión

En un mundo tan acelerado y que te enfrentas al fracaso con tanta frecuencia es fácil sufrir episodios de depresión. En este caso busca deportes de contacto y muy impulsivos como puede ser el Boxeo.

Esta práctica, ya sea en un ring o contra un saco, alivia los síntomas de la depresión, pues proporciona una gran cantidad de endorfinas, un refuerzo natural del estado de ánimo. Fomenta además la confianza y la autoestima.

7- Para el duelo o la pérdida

Sin duda es uno de los momentos más complicados a nivel personal, saber gestionar el duelo o la perdida es complicado. Es necesario encontrar un deporte o actividad con carga emocional que nos ayude a canalizar esto.

Deportes que requieran contacto, conciencia del cuerpo y expresión controlada de la energía, como el karate, pueden ser de ayuda en estas difíciles situaciones.

8- Gana concentración

Si eres una persona con gran energía que se dispersa con facilidad o le resulta difícil terminar tareas es posible que sufra trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH).

Para este caso realizar Taichi es la solución. Se trata de una disciplina que requiere de un entrenamiento riguroso, alto nivel de concentración, mucha coordinación y un gran control sobre tu cuerpo. Condiciones y herramientas muy útiles para ganar centrar la atención.

 

Todas estas actividades te pueden ayudar a gestionar tu vida de forma anímica, es buena idea valorar un seguro deportivo si vas a iniciar una actividad nueva.