España tiene muchas cosas, tanto de interior como de exterior, pero lo que el cuerpo pide en verano es conocer las mejores islas españolas en las que relajarnos y disfrutar de las vacaciones.

En el Post de la semana pasada os proponíamos destinos del interior de la península a la que escaparos un día o un fin de semana. Y aunque habrá segunda parte, nuestro país está lleno de rincones con encanto; hoy os traemos una selección de las mejores islas españolas y sus rincones en las que perderse unos días. ¿Listos para empezar a planear vuestras vacaciones?

Cíes – Galicia

Estas islas son las protagonistas del Parque Nacional das Illas Atlánticas. Por algo Julio César (sí, el romano) se quedó impresionado con ellas y el geógrafo latino Plinio el Viejo las denominó Islas de los Dioses. Pero el amor por ellas sigue, de hecho en 2007 el diario The Guardian nombró a Rodas como La mejor playa del mundo. Tras el aluvión de visitas, en 2017, se limitaron las visitas para proteger el patrimonio natural de las islas, por eso ahora es necesaria una autorización especial para llegar a las islas.

Las mejores islas españolas
Islas Cíes

Son perfectas para una excursión de un día o para pasar el fin de semana. Tiempo de sobra para disfrutar de playas de arena blanca, aguas de color turquesa y rutas de senderismo que llevan hasta miradores tan destacables como el Faro norte, el do Peito o do Alto do Príncipe (con una Silla para la Reina y todo)

Cuevas del Drach – Mallorca

Intentar decir todo lo que tiene esta isla necesita un post solo, de hecho si queréis podéis coger ideas de blogs de viajes como este.

Estas cuevas son un conjunto de cuatro grandes cuevas cerca de Manacor, tienen más de 2’4 km de largo y hasta 25 metros bajo tierra. En su interior encontraréis un gran lago subterráneo, en el que se hacen conciertos de música clásica. El recorrido, protagonizado por juegos de luces y sombras, colores y estalactitas, seguro que no os dejará indiferentes.

Formentera

Es una de las islas Baleares, mide 20 km de este a oeste , lo que la convierte en un refugio subtropical perfecto para cualquiera. Por su ambiente rústico, las salinas o los extensos campos de romero. Y en especial, porque no está tan masificada turísticamente como el resto de las baleares. Lo que permite, entre otras cosas, hacer nudismo en la mayoría de sus playas.

¿Y qué podéis ver allí? Pues no deberíais perderos el Parque Natural de Ses Salines, la población de San francisco Javier ni el Faro de la Mora.

La Gomera – Garajonay

Esta pequeña isla tiene algo muy grande, y es el Parque Nacional de Garajonay. Y es que desde que se entra hasta que se sale de él pareciera que nos hemos internado en un bosque de cuento ¡sobre todo si hay niebla!

Lanzarote – Cueva de los verdes.

Las mejores islas españolas
Lanzarote

Esta isla canaria tiene mucho que ver: el Parque Nacional de Timanfaya, la Casa-Museo de César Manrique o el Castillo de San José, entre otros. Pero uno de sus imprescindibles, hacednos caso, tenéis que ir sí o sí, es la Cueva de los Verdes.

Esta cueva la podemos definir como un tubo volcánico que se extiende desde la corona hasta la costa; eso son unos 7km, de hecho constituye uno de los túneles de lava más largos del mundo. Se formó hace unos 5.000 años y durante siglos ha servido como refugio a la población local.

La Palma

El primer encanto de esta isla es que ¡es baratísima! Pero es que no todo se queda ahí, además, por la variedad de microclimas que hay en ella podemos encontrar una frondosa vegetación en algunas zonas, motivo por el que tiene el sobrenombre de la Isla Verde de las Canarias; y contraposiciones como Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, de naturaleza volcánica; o la Ruta de los Volcanes. Si lo que buscáis son playas, las hay espectaculares, como la de La Zamora, lugar perfecto para el submarinismo.

Valldemosa – Mallorca

Seguimos y acabamos la selección de las mejores islas españolas, con Mallorca. Nosotros os proponemos un rincón especial: Valldemosa. Un pueblo de origen árabe, con calles empinadas y estrechas, del que destaca la Cartuja (¿Sabíais que en este edificio es donde Chopin compuso sus preludios Op.28?)

Recordad que el miércoles que viene tendréis un nuevo post en nuestro blog 🙂