Es cierto que cuando preparas un viaje es en lo último que piensas, pero un hueso roto, un simple virus, o algo peor podrían costarte una autentica pasta si no estás preparado. 

Ponerse enfermo o lesionarse ya es malo cuando se juega en casa, así imagínate en un país extranjero, donde puede que no entiendas la lengua y todo te parezca muy diferente, puede ser una auténtica odisea y muy caro. 

 

Así que si quieres saber qué hacer en caso de una crisis médica en el extranjero, no solo para tener acceso inmediato a los servicios sanitarios sino también para ahorrarte miles de euros, sigue leyendo. 

 

Si viajas a Europa, obtén la Tarjeta Sanitaria Europea 

Parece una tontería, pero esto te ahorrará más de un quebradero de cabeza. Solicítala en la oficina de la Seguridad Social antes de viajar a cualquier país de la Unión Europea. Sacarte la tarjeta es gratis y si tienes un accidente o enfermedad te da acceso al sistema sanitario estatal de forma gratuita o a un precio muy reducido, siempre que viajes a un país del espacio económico europeo. 

 

Infórmate un poco sobre tu destino. 

¿Necesitas alguna vacuna especial para poder viajar? ¿A dónde vas puedes beber agua del grifo? No seas vago y lee un poco para conocer bien los requisitos necesarios para el país que vas a visitar en el Ministerio de Sanidad o la Seguridad Social antes de viajar. Si tomas algún medicamento de manera regular puedes llevarlos contigo en tu maleta, pero no te olvides de meter también los documentos que demuestren que puedes tomarlos, y comprueba que esa medicina es legal en el país de destino. No queremos que luego hagan una serie en Netflix con tu historia 

 

Si tienes mala suerte y te pones enfermo o te lesionas 

En el hotel deberían dirigirte al hospital más cercano. Si donde te alojas no hablan tu idioma, intenta que alguien que controle de idiomas vaya contigo, por aquello de Lost in translation 

SI estás en Europa, enséñales tu Tarjeta Sanitaria Europea. Si tienes que pagar algo, guarda todos los recibos como justificante para luego reclamar al seguro. 

 

 

Un seguro de viaje con seguro médico te salvará el culo 

Parece obvio, pero mucha gente no contrata seguro de viajes con asistencia médica y luego pasa lo que pasaTu estás disfrutando como nadie en Riviera Maya de un viaje de fin de curso brutal. Dándote una ducha se te va la pinza y bebes agua corriente. Los que conozcan México sabrán que es MUY mala idea. Muy pero que muy! La tripa te dolerá como nunca y vas a visitar mucho el bañoO por ejemplo estás en París en invierno, a -3 grados y te estás congelando. Tienes que ir cada dos horas al hotel a darte una ducha caliente porque no puedes con tu vida, y cuando hablas con tu madre le dices que estás bien porque no quieres que te recuerde que te dijo mil veces que llevases el abrigo gordo y tu pasabas de cargar con él. ¿Qué significa eso? Resfriado de narices en tres, dos, unoTranquilo, que con tu seguro de viaje tienes asistencia médica estés donde estés, porque COVER Seguros para Jóvenes te lo pone fácil y se adapta a tu día a día, haciendo por fin que un seguro sea transparente, fácil de entender, y en tu mismo idioma.